Bricovivencia nivel 0.5

BricovivientesÚltimamente está muy de moda subirse al tren del DIY (ósea, hazlo tú/usted mismo en inglés). Supuestamente es porque te ahorras dinero y sientes que lo que has hecho, ha sido producto de u trabajo, esfuerzo e imaginación y eso, seamos sinceros, mola.

La idea es buena y parece que mola… hasta ciertos límites claro, porque a mí, lo de liarme la manta a la cabeza y cerrarme la terraza yo sola, pues no me da la vida y para ser sinceros, me quería ahorrar la visita al hospital. Sin embargo, el ver tantos programas de decoración y esas casas que ya sabes que tú nunca tendrás, pues lo más normal es que te vengas arriba y digas: ¡yes we can! ¡Hello bricovivencia! Y claro… ¡bienvenidas agujetas!

Cabe decir que las clases de tecnología en el colegio nos gustaban… pero no nos prepararon para estos retos de la vida y digamos que nuestro perfil es de pardillos total. Por todo esto, nosotros decidimos empezar con tareas relativamente sencillas… como pintar. Tú te dices: pero vamos a ver, cuando tenía 4 años se me daba de miedo esto, tanto que tengo testigos y fotos ¡ja! (ainsss amor de padres); entonces ahora todo se reduce a una regla de tres ¿no? Pues va a ser que NO. Y aquí os cuento nuestra experiencia por si os sirve como guía para vuestros inicios en el DIY.

Primero te vas a la tienda de bricolaje, todo emocionado, diciendo: hoy es un gran día, me llevo todo en el carrito, doy mi tarjetita de puntos, empiezo mañana a dar la pintura y pim pum fuera (sin camisa aquí, eso es para luego ¿eh?). Pues va a ser que otra vez NO. El caso es que tú llegas y te dicen varias cositas que necesitas saber:

  1. Si la pintura de tus paredes no es muy buena, lo suyo es que apliques una capa de fijador para que, obviamente, se fije la pintura mucho mejor y no tengas que dar más de una mano de pintura.
  2. Compra una lija.
  3. Lija la pared.
  4. Limpia con jabón la pared.
  5. Escoge una pintura que te guste.
  6. Compra buenos pinceles y rodillos.
  7. Usa cinta protectora para muebles, rodapiés y techos.
  8. Pinta de arriba abajo sin parar en el medio. De esta manera no caerán gotas en partes que ya se han pintado.
  9. No uses demasiada pintura.
  10. Deja secar antes de pintar de nuevo.

En fin, el caso es que analizando todos estos puntos, y después de haber seguido los pasos rigurosamente; nosotros nos quedamos realmente con los ptos: 2,5,6 y 7. Inicialmente si que seguimos todos los puntos para las dos primeras paredes, pero nos dijimos: hemos lijado, luego dimos el fijador este transparente, esperamos a que se secara y luego ya a dar el color… pero ¿y si nos saltamos algún paso? Pues dicho y hecho, probamos en otra pared y como no nos quedó mal porque estaban lisas y blanquitas pues oye… no hubo miedo, y allí con el rodillo seguimos los puntos 2,5,6 y 7 y ¡listo!, Ahora si ha sido mucho más rápido y fácil. ¡Reto conseguido!

Lo que no nos contaron era que no podríamos levantarnos al día siguiente.

Briconsenjo para no hacer el pardillo mucho

Hacer una lista de todo lo que necesitáis antes de ir al centro de bricolaje, no vaya a ser que os pase como nosotros que fuimos como 10 veces.

Cuando pinteis, extender bien la pintura en la pared con el rodillo, pues sino se notará el exceso.

Por último decir que ya que nos lanzábamos a pintar, lo dimos todo tanto que probamos estas pinturas modernas efecto niebla y decir, que no tengáis miedo, simplemente haciendo la mezcla bien, y bueno, que hay que darlas con brocha, pues va divino. Y tened en cuenta que se notan menos los desperfectos pues parece el efecto de la pared jojojo. El efecto conseguido es el que tenemos en nuestra foto de entrada 🙂

Así que ya sabéis, si os queréis ahorrar la cuota del gimnasio de este mes… ¡a pintar se ha dicho! Eso si, no os olvidéis las tarjetas de puntos 😉

Entonces… ¿Os atrevéis?

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4 pensamientos en “Bricovivencia nivel 0.5

Deja un comentario