Vestido de boda

Tamara noviaEn este punto de la aventura, mi segundo nombre pasó a ser multitarea. Nos convertimos en maestros nivel 15 en malabares para conseguir realizar todas las visitas de los puntos de la lista en tiempo récord, ya que apenas quedaban 15 días para irme y teníamos muchas cosas pendientes. Véase: no había elegido vestido aún. Cualquier novia diría… ¿15 días? ¿se nos va la flapa o qué? ehh… puede, o mejor dicho, sí. Así que nos pusimos las pilas con el mantra de: ¡venga a por ello que es otro paso de la fiesta y mola mucho!, y eso hicimos: ¡disfrutar y elegir ese traje!

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •