Pizza de carne: Todo un clásico

SupervivienteJorgeCocineroAltas, bajas, de carne, de pescado, saladas, dulces… hay miles de posibles rellenos para una pizza y todos nos gustan en mayor o menor medida. Hoy os traemos uno que se ha convertido en un clásico en nuestra casa: Pizza de carne picada, lo que viene a ser la pizza barbacoa de toda la vida, solo que sin ternera ni salsa barbacoa ni bacon ni tanta cebolla, pero oye, para nosotros es el ojito derecho de la familia ^^.

Aunque parezca mentira, poco a poco está desbancando a la pizza de atún y bacon que tantas noches de sofá y película ha compartido con nosotros.

Ingredientes:

  • Base de pizza.
  • Tomate frito.
  • Orégano.
  • Queso rallado.
  • Carne picada.
  • Cebolla.

Ingredientes opcionales:

  • Aceitunas rellenas de anchoas.
  • Huevo.

Comencemos paso a paso la elaboración de nuestra pizza:

1. Una vez tenemos preparada la masa (estirada y puesta en la bandeja con un poco de papel de horno para que no se pegue), ponemos tomate frito y orégano. Con esto hemos terminado nuestra base.

2. Troceamos la cebolla (a nosotros nos gusta muy pequeñita, que no se vea pero que de sabor) y la ponemos por toda la base ¿Cuánta cebolla? Al gusto, a nosotros nos gusta que le de sabor pero sin pasarse.

3. Lo siguiente es repartir la carne ¿cuánta carne? ¿De qué tipo? Al gusto y al gusto otra vez. Hay a quien le gusta con más cantidad (y cuando decimos cantidad, queremos decir que parece que echen la vaca por encima) y hay a quien la prefiere de pollo. Para que os hagáis una idea, de una bandeja de 500 gr de carne picada de pavo/pollo (solemos preferir este tipo ya que es menos pesada) hacemos tres paquetitos iguales (más o menos, todo a ojo y, a veces, incluso nos salen cuatro paquetes) de los cuáles congelamos dos y usamos el otro para la pizza. Incluso, hay veces que ese paquetito es demasiada carne y tenemos que improvisar algo con la carne sobrante.

4. Tras poner la carne, espolvoreamos suavemente el queso rallado por toda la superficie hasta que nos quede una capa amarilla uniform… ¡ya me he cansado de tanta tontería ¬¬!, es decir, ponemos el queso rallado por encima.

5. Por último, cortamos por la mitad unas aceitunas y las colocamos por encima, a modo de decoración (además, le da un toque bastante bueno).

¡Has dicho por último! ¡Te has olvidado el huevo! ¡Te has olvidado el huevo!

Esto… no, listill@ déjame continuar con la receta y verás como el huevo termina por aparecer 😉

6.  Ponemos la pizza en el horno (entre 180 y 200 grados) unos 10 – 12 minutos (id controlando la pizza cada pocos minutos, ya que el tiempo varía con cada horno).

 Y… ¡¡¡a zampar!!!

PizzaCarne

Truco para saber si la masa está hecha

Normalmente se mira la pizza por encima y, si el queso está fundido y dorado significa que ya está hecha. Nosotros nos olvidamos del queso y nos centramos en los bordes de la masa (que suelen ser visibles). Cuando los bordes estén dorados, la masa estará casi hecha, un pelín más y listo 😉

Opcionalmente, podemos añadir un huevo a la pizza (normalmente se intenta poner en el medio… y si, muchas veces hacemos una pequeña barrera con las aceitunas, de modo que el huevo quede dentro y no se salga, pero eso ya son experimentos nuestros jejeje). ¿Cuándo añadir el huevo? Depende de cómo de hecho le queráis: Si queréis la yema líquida son unos 5 o 6 minutos, si queréis la yema completamente cuajada poned el huevo al meter la pizza al horno.

Truco para el huevo

Cuando la yema del huevo se está cuajando veréis como va cambiando de color a un amarillo más… esto, más… mmmm más cuajado (menos fuerte, más suave, menos vivo). El cambio va por zonas (normalmente una zona se hace antes que otra). Si llegáis a ver el cambio, es momento de sacar la pizza y salvar la yema líquida que os quede.

Otra cosa que podéis hacer si no sabéis si la clara está hecha, es abrir el horno y mover un poco la bandeja. Si la clara se mueve como si estuviese líquida significa que está líquida (Quién lo diría ¿no?).

No os preocupéis si más de una vez (y de dos) el huevo se os cuaja, se os hace de más, o si la clara sigue líquida pero la yema ya está cuajada. Poco a poco iréis cogiendo el punto.

Recetas relacionadas:

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario