How to… pegboard o tablón para todo

total_effects_actions60total_draw_time0layers_used0effects_tried60total_draw_actions0total_editor_actionsborder0frame0mask0lensflare0clipart0text0square_fit0shape_mask0callout0effects_applied1uidE23A41A1-DDB2-4FE5-83BE-B462231E5224_1457549204030width3264photos_added0total_effects_time223943tools_usedtilt_shift0resize0adjust0curves0motion0perspective0clone0crop0enhance0selection0free_crop0flip_rotate0shape_crop0stretch0origingalleryheight2448total_editor_time642051brushes_used0Sabéis que tenemos tendencia a hacer mil historias nuevas en la casa, y como estamos a ver si hacemos un “estudio”, sí, hay que estudiar chavales, y ya hemos completado la primera fase: las paredes; ahora toca ir rellenando el vacío. Así pues, qué mejor manera para continuar este proyecto que con las cosas típicas como un escritorio (estamos en ello ya veréis), o la última idea que he visto por internet: un “Pegboard“.

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Que vivan… los detalles! (Cestas)

Tamara noviaPorque segundas partes nunca fueron buenas… y seamos sinceros, un tema tan ligado al consumismo, tiene tela, pero que mucha tela y, como no se nota nada que nos encanta comprar y más aún con la buena excusa de casarse, vamos a ir a por el siguiente capítulo sobre los detalles adicionales en tu boda que son un ¡win-win! y un “must” de esto que se lleva ahora tanto. Vaaaale, lo admito, es que esta parte es la más chula de preparar la boda, entonces pues aprovecho ya que puedo ¡ja!

Venga, ¡vamos a por otro episodio de cosas chulas a hacer!

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bricovivencia… nivel superior: pon un friso en tu vida

total_effects_actions60total_draw_time0layers_used0effects_tried60total_draw_actions0total_editor_actionsborder0frame0mask0lensflare0clipart0text0square_fit0shape_mask0callout0effects_applied1uidE23A41A1-DDB2-4FE5-83BE-B462231E5224_1457549204030width3264photos_added0total_effects_time223943tools_usedtilt_shift0resize0adjust0curves0motion0perspective0clone0crop0enhance0selection0free_crop0flip_rotate0shape_crop0stretch0origingalleryheight2448total_editor_time642051brushes_used0Bueno, bueno, bueno, desde que terminamos con la boda había veces que estábamos hasta ociosos, así que, cuando volví de Múnich, necesitaba otro hobby. Como el proyecto de la pared de Alicia, estaba apuntito de caramelo, decidí añadir otro más a mi ya larga colección, porque la excusa de: “no tengo tiempo” no es gratis señores.

Entonces fue en un momento de descuido cuando decidí hacerle un requiebro a Jorge y convencerle para otro de nuestros famosos proyectos DIY. Este proyecto de “hazlo-tú-mismo-que-esta-de-moda-aunque-te-va-a-salir-más-caro-y-quizás-peor-pero-eso-sí-:-lo-has-hecho-tú-.-com”, se trataba de apañar una de las habitaciones y no solo eso, sino hacerlo de un modo guay del paraguay ^^.

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bricovivencia nivel 1.5… ¿Pintovivientes?

total_effects_actions60total_draw_time0layers_used0effects_tried60total_draw_actions0total_editor_actionsborder0frame0mask0lensflare0clipart0text0square_fit0shape_mask0callout0effects_applied1uidE23A41A1-DDB2-4FE5-83BE-B462231E5224_1457549204030width3264photos_added0total_effects_time223943tools_usedtilt_shift0resize0adjust0curves0motion0perspective0clone0crop0enhance0selection0free_crop0flip_rotate0shape_crop0stretch0origingalleryheight2448total_editor_time642051brushes_used0Después de unos días de pintar paredes de la casa como si no hubiera un mañana y sus consecuentes agujetas de “porque nosotros lo valemos”; estábamos con el subidón total y tan súper orgullosos de nuestro DIY particular y totalmente distinto al acabado de la publicidad, pero chulo, chulo; que Jorge se vino arriba y me dijo:

Oye Tamara…esto, con lo que a ti te gusta pintar, ¿por qué no pintas algo en estas paredes tan desoladas?

A lo cuál le respondí: Mmmm… ¿y por qué no?

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Vivan los detalles a mares! ¡¡Fase 2!!

Tamara noviaPartiendo de la locura y ansiedad inicial de querer disponer de todo tipo de detalles para nuestra boda y terminar volviéndonos un poquito más locos (si cabe) contándoos nuestra experiencia en el artículo anterior sobre ellos; vamos a ver si nos centramos en ejemplos concretos que realizamos en nuestra boda con detalles gráficos, que sé que es lo que estáis buscando picaruelos 😉

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Alguien dijo… detalles? ¡Los quiero todosssss!

Tamara noviaDetalles. Sí, sí, y otra vez sí, nos gustan todos, los quieres, sabes que hay millones, trillones quizás y, seamos sinceros, nos encantan. Es lo que hace que tu boda se defina del todo, muestre tu personalidad y te salgas tanto que sea mejor que la de tu vecina ¡ja! Bromas aparte, convergen varios factores que hacen que te lances como una loca a ello:

  1. Eres mujer, ese gen comprador latente existe, y lo sabes.
  2. Tienes la excusa perfecta para desarrollarlo, y también lo sabes.
  3. Tienes una jauría de mujeres a tu alrededor sedientas de compras, y ellas y tú, lo sabéis.
  4. No debemos olvidar, que con estas acciones, aportamos nuestro grano de arena a disminuir el paro de alguna manera…
  5. Venga, dejémonos de tonterías, ¡¡¡¡viva el consumismo!!!!

Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bricovivencia nivel 0.5

BricovivientesÚltimamente está muy de moda subirse al tren del DIY (ósea, hazlo tú/usted mismo en inglés). Supuestamente es porque te ahorras dinero y sientes que lo que has hecho, ha sido producto de u trabajo, esfuerzo e imaginación y eso, seamos sinceros, mola.

La idea es buena y parece que mola… hasta ciertos límites claro, porque a mí, lo de liarme la manta a la cabeza y cerrarme la terraza yo sola, pues no me da la vida y para ser sinceros, me quería ahorrar la visita al hospital. Sin embargo, el ver tantos programas de decoración y esas casas que ya sabes que tú nunca tendrás, pues lo más normal es que te vengas arriba y digas: ¡yes we can! ¡Hello bricovivencia! Y claro… ¡bienvenidas agujetas! Sigue leyendo

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •